pizzas

Más

Cuando un italiano dice “pizza” da por hecho que se trata de la pizza napolitana, con tomate y mozzarella. Sin embargo, pueden hacerse infinitas variantes. La pizza se puede servir como aperitivo, primer plato, tentempié o como cena. Aunque se suelen concebir como plato único, constituyen un buen “antipasti” si se cortan en porciones pequeñas o se preparan en miniatura (las pizettes). Para estimular la digestión es recomendable acompañarla de bebidas gaseosas. La cerveza es una buena opción y también los vinos blancos con aguja, frescos y ligeros.

En este taller trabajaremos la masa de pizza.
Acompañaremos las pizzas con antipasti y helados artesanos.

Comparta sus ideas

Volver